Diseño de Moda

La alfombra roja de los Oscar 2015

23/02/2015

Esta pasada noche, se ha celebrado la 87 edición de los Óscar. Una gala donde lo más importante son las películas, pero donde interesa también la alfombra roja.

En el teatro Dolby de Los Ángeles el cine vivió su gran noche en la que como cada año, los mejores actores y actrices del panorama mundial desfilaron con sus mejores galas.

Este año las actrices que han competido por llevarse a casa la estatuilla a ‘mejor actriz’ han sido Reese Witherspoon, Felicity Jones, Rosamund Pike, Julianne Moore y Marion Cotillard. Pero es bien sabido que además de haber sido el foco de atención por sus candidaturas, también existe una competeción no implícita en la alfombra roja con sus estilismos. Todas han sido el centro de atención durante toda la noche, pero sólo una ha llegado a subir las escalinatas para recibir el Oscar, momento en el que se la recordará para la posteridad con el vestido elegido. Y este año ha tenido el privilegio de hacerlo Juliane Moore, por su papel en ‘Siempre Alice’. Llevaba un espectacular vestido de Chanel de Alta Costura en las que fueron necearias 900 horas de trabajo y 27 personas para confeccionarlo.

Como buenas co-protagonistas de la noche, las nominadas a mejor actriz también deslumbraron por la alfombra roja. Reese Witherspoon lo hizo con un vestido blanco y negro con escote en forma de barco y cola de sirena firmado por Tom Ford; Marion Cotillard, como no podía ser de otra manera iba vestida de Dior; Felicity Jones optó por un pomposo vestido en color perla de Alexander McQueen; y Rosamund Pike eligió un imponente vestido palabra de honor en rojo de Givenchy con abertura delantera.

Pero no fueron las únicas que brillaron ayer por la noche. Lupita Nyong’o, ganadora del Oscar a mejor actriz por ’12 años de esclavitud’, cuyo look fue uno de los más destacados el año pasado con un vestido azul de Prada, este año lo ha vuelto a hacer: deslumbró con un radiantes vestido blanco hecho con perlas de Calvin Klein Collection. Keira Knighley eligió un vestido de aire romántico en color nude con bordado de letras y flores de Valentino. Emma Stone lució un vestido en tonos champan de Elie Saab por el que dejaba ver su pierna. Y Carmen Ejogo iba impresionante con un vestido blanco de pailletes y tirantes finos, de estilo noventero, de Houghton. Últimamente es portada de muchas revistas y está en boca de todos por su papel en ’50 Sombras de Grey’, y Dakota Johnson ha sabido estar a la altura con un vestido rojo intenso de Saint Laurent. Al igual que Margot Robbie, con un vestido negro con transparencias también de Saint Laurent, una de las pocas actrices que en esta edición han escogido un color oscuro.

Los chicos también han sabido vestirse para la ocasión, como el siempre elegante Adam Levine, que al igual que su pareja Behati Prinsloo llevaba un traje de Armani Privé. El ganador a ‘mejor actor’ por la película ‘La Teoría del Todo’, Eddie Redmayne subió a recoger el premio con un traje navy de Alexander McQueen. Y hubo otros como Benedit Cymberbatch y Adrien Brody que prefirieron chaqueta de smoking blanca para variar. O en gris, como hizo Neil Patrick Harris, conducto de esta edición de la gala.

Un repaso en la historia de los Oscar

Ha pasado mucho tiempo desde la primera gala en 1929, y 87 años de premios han dado para mucho. Por eso queremos hacer un repaso de algunos de los vestidos más míticos de la gala de los Oscar.

vestidos_ganadoras_oscar_historia

Entre los más recientes recordamos a la última ganadora del premio a mejor actriz, Cate Blanchett, que lució un Armani Privé en tono empolvado con detalles de pedrería. Y cómo olvidar la caía de Jennifer Lawrence en 2013 que supo llevar con dignidad con un vestido en color crema con falda abullonada de Dior Couture. Natalie Portman supo acertar en 2011, con embarazo incluido, con un vestido de Rodarte en color burdeos con hombros al aire. Marion Cotillard recogió su estatuilla por la película ‘La vie en Rose’ en 2008 luciendo un espectacular vestido de sirena blanco y dorado de Jean Paul Gaultier, cuya originalidad residía en el efecto escamas que le daba. Mítico fue también el Valentino negro y blanco en terciopelo que llevó Julia Roberts en 2001, que en realidad se trataba de un antiguo diseño del italiano que pertenecía a la colección de Alta Costura que presentó en 1992.

En la década de los 90 Helent Hunt recogió el premio a mejor actriz por la película ‘Mejor imposible’ con un vestido palabra de honor  en color azul helado de Tom Ford. Y Jessica Lange en 1995 con un diseño de Calvin Klein en sempiterno negro con transparencias en mangas y escote. Jodie Foster ha sido una de las pocas actrices que ha subido a recoger una estatuilla con un traje, en este caso de Armani, formando por un top y un pantalón con brillos y una americana masculina en rosa empolvado. Predecesoras de Jodie Foster fueron Sissy Spaceck que recogió su galardón en 1981 con un mono negro con rayas metálicas del que no se conoce el diseñador; Jane Fonda  en 1972 con un sencillo traje de chaqueta con cuello mao y  pantalón en negro del diseñador Yves Saint Laurent, famoso por incorporar las prendas masculinas en el armario de la mujer; y la primera de todas, Barbra Streisand en 1969 con un traje negro brillante y semitransparente con cuello bebe blanco y lazada, de Arnold Scaasi.

Y cómo no recordar a Cher en 1988 por el atrevimiento de sus transparencias con un traje de uno de sus diseñadores favoritos, Bob Mackie.  Para la época, tampoco dejó indiferente a nadie el vestido de color violeta con hombros de farol de Theoni V. Aldredge que lució Marlee Matlin en 1987 con gran escote, transparencias y encaje.

Ya en los 60 los diseños de Dior desfilaban por la alfombra roja de los Oscar, como el vestido de Alta Costura de cuerpo amarillo y falda blanca con delicadas flores bordadas que lució Elizabeth Taylor. Sorprendente fue el vestido palabra de honor en color esmeralda de Joane Woodward en 1958, que pensando que sería Elizabeth Taylor quien se llevaría el Oscar, fue ella misma quien se lo diseñó. En 1955 Grace Kelly supo llevar como nadie un vestido de Edith Head, la diseñadora más famosa del cine, que además supo sacarle provecho ya que lo llevó al estreno de una película y posó con el par la revista Life. Icono clásico del cine es Audrey Hepburn, que recogió su primer premio como protagonista en ‘Vacaciones en Roma’ en 1954 con un vestido que aunque originariamente era un diseño de Edith Head, fue Hubert de Givenchy quien lo rehizo totalmente a su estilo para la ceremonia.

Entre 1942 y 1945, con la Segunda Guerra Mundial, la academia pidió que se cambiase la etiqueta formal por atuendos oscuros, para respetar la austeridad de la época. Y así lo cumplieron a rajatabla Joan Fontaine, Greer Garson, Jennifer Jones e Ingrid Bergman. 

Vivien Leigth, protagonista de ‘Lo que el tiempo se llevó’, lució en 1940 un vestido de la diseñadora Irene Gibbons, que a sabiendas de que la actriz estaba cansada de llevar corsés y miriñaques durante el rodaje, confeccionó un vestido muy ligero con estampado. En 1937 y 1938 fue Luise Rainer, gran musa de Hollywood,  quien ganó consecutivamente el premio a mejor actriz. En ambos años se desconoce el diseñador del que iba vestida, y puede ser, entre otras cosas, porque la segunda vez que estaba nominada como pensaba que no se lo iban a dar se quedó en casa y ante el rumor de que repetiría premio se presentó con su camisón, que según ella, era el vestido más bonito que tenía. En 1930 Mary Pickford llevaba un vestido en azul pálido de Alta Costura parisina, que si bien se desconoce de quien era, el diseño era a imagen del ‘robe de style’ de Jeanne Lanvin.

Y para finalizar, Jante Gaynor. Fue la primera actriz premiada con un Oscar por una película de cine mudo. Entonces las cosas eran diferentes, tanto que se enteró de que estaba nominada a través de un telegrama. No interesaba mucho la moda, ni siquiera a los periódicos. Según se cuenta, es probable que se comprase el vestido que llevaba en una tienda infantil, puesto que media 1,52 m y pesaba 43 kilos.

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad